Telas para uniformes de trabajo | Tèxtil Balsareny
16945
post-template-default,single,single-post,postid-16945,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled, vertical_menu_hidden,vertical_menu_hidden_with_logo, vertical_menu_width_260,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 

Telas para uniformes de trabajo. ¿Qué características deben tener?

Telas para uniformes de trabajo
Telas para uniformes de trabajo. ¿Qué características deben tener?

Cada profesión tiene unas necesidades y requiere diferentes tipos de uniformes de trabajo en función de las tareas que realizan los trabajadores. ¿Pero, sabéis cuales son los mejores tipos de telas para uniformes de trabajo según la profesión a la que vayan destinados?

¿Qué tipos de tejidos se usan para realizar uniformes según la profesión?

  • Uniformes para sanitarios: es de sobra conocido el tipo de uniforme que usan los médicos, enfermeras, dentistas, auxiliares, etc. ¿Pero sabríamos decir de qué telas están hechos? Los uniformes sanitarios lo componen en su mayoría el poliéster, el algodón y la microfibra. Gracias a la mezcla del poliéster y el algodón hace que las prendas ofrezcan una mayor duración y versatilidad. Hay que recalcar también el nuevo tejido Sanitized, un tejido muy higiénico que mejora las propiedades anti bacterianas de la prenda y mantiene la ropa fresca durante más tiempo.
  • Uniformes para hostelería: el ámbito de la hostelería suele utilizar infinidad de telas para uniformes diferentes, ya sea para chefs, cocineros, camareros, etc. Pero, por ejemplo, las telas más usadas para uniformes de cocina, es el tejido plano que destaca por unas prendas de hilos más rectos y tienen más ondulaciones que otro tipo de tejidos. Dentro de este grupo encontramos la sarga, el popelín y el satén.
  • Uniformes para operarios de carretera y construcción: para este tipo de trabajo se necesitan telas fuertes, para una duración óptima y que responda a las expectativas de este tipo de trabajo. Por eso, se realizan tejidos como la tela sarga, perfecta para realizar pantalones por su resistencia y durabilidad. Este tejido se caracteriza por estar realizado con fibras entrecruzadas que ayuda a que la prenda sea más flexible, que no se arrugue y que sea más resistente al agua. Los tejidos planos, también son idóneos para el uso de uniformes de construcción. Y, por último, las prendas elaboradas en tejido de malla proporcionan transpirabilidad a la vez que comodidad. Con este tipo de tejido se realizan por ejemplo, chalecos de alta visibilidad.
  • Uniformes para mecánicos y fontaneros: si pensamos en el tipo de ropa que necesita esta profesión, nos puede venir a la cabeza los típicos “monos de trabajo”. Para la fabricación de este tipo de prendas se utiliza el tejido canvas,que aporta una alta resistencia a las prendas. Estos pueden estar elaborados con algodón, lino e incluso con materiales sintéticos.
  • Uniformes para trabajadores de la industria alimentaria: los tejidos más usados en este sector son el tejido Oxford o las prendas Primero de todo debemos saber qué actividad desarrolla el trabajador, ya que no es lo mismo el trabajador que está en cámaras de frío, el cual necesitará prendas a la vez que impermeables, específicas para el frío, que el trabajador que está transportando mercancía de una sección a otra.
  • Uniformes para trabajadores en el exterior: los mejores tejidos para trabajar en exteriores como en el caso de agricultura o la construcción, se debe tener en cuenta las condiciones meteorológicas. Por ejemplo, en invierno se suelen utilizar tejidos como la microfibra los cuales se realizan chalecos, forros polares y chaquetas.

Telas para uniformes de trabajo. ¿Qué materiales elegir?

Como hemos especificado, para la confección de uniformes se necesitan los materiales adecuados para el total confort, movilidad e imagen de los trabajadores. Partimos de la base que la mayoría de uniformes son fabricados con dos tipos de textiles: algodón y poliéster. Estos dos materiales se pueden combinar en diferentes porcentajes, ofreciendo variedad de ventajas y desventajas para la fabricación de prendas. Hay que tener en cuenta:

  1. Factor térmico: el algodón tiene un alto poder calorífico y el poliéster es perfecto como barrera contra el frío. Por lo tanto, una mezcla ideal para temperaturas bajas.
  2. Transpiración: el algodón al ser un material de origen natural, transpira mejor que el poliéster. Por este motivo es perfecto para la confección de uniformes deportivos.
  3. Permeabilidad: hay que tener en cuenta que para ciertos trabajos y clima el comportamiento del tejido ante la humedad es fundamental. Los trajes impermeables o para lluvia son perfectos realizarlos con este material.
  4. Resistente al calor: el algodón no es tan inflamable como el poliéster, por este motivo los tejidos naturales son los mejores para la confección de uniformes de cocina o labores industriales. Aunque una combinación de los dos puede ser ideal. A menudo se emplea el algodón por la cara frontal de la prenda y el poliéster al reverso, de este modo el usuario transpira mejor.
  5. Otro punto importante a tener en cuenta es que el algodón no genera estática.

En Tèxtil Balsareny disponemos de una maquinaria de última generación, y gracias a la optimización de procesos de producción podemos fabricar tejidos y telas Vichy de alta calidad. Ponte en contacto con nosotros para más información.